RSS Facebook Twiter You Tube
     Jueves | 24.04.14
 
 
 
Caballo de guerra, de Steven Spielberg
Lo que Spielberg se llevó
Marina Yuszczuk
Estrenada el 16 de Febrero de 2012



Caballo de guerra (War Horse, Estados Unidos/2011). Dirección: Steven Spielberg. Con Jeremy Irvine, Peter Mullan, Emily Watson, Tom Hiddleston. Guión: Lee Hall y Richard Curtis. Fotografía: Janusz Kaminski. Música: John Williams. Edición: Michael Kahn. Diseño de producción: Rick Carter. Distribuidora: Buena Vista International. Duración: 146 minutos. Apta para mayores de 13 años. Salas: 43.

Hay pocos directores que puedan terminar dos películas en un año y menos aún que puedan hacer dos tan diferentes entre sí. En 2011, Steven Spielberg dirigió Las aventuras de Tintín y Caballo de guerra. La primera, que representa -esta vez en animación- ese oficio para dirigir aventuras increíblemente fluidas que le conocemos desde las Indiana Jones, es mejor que Caballo de guerra, pero previsiblemente ésta es la elegida como candidata al Oscar.

Lo raro es que la historia del chico que pierde su caballo cuando un oficial del ejército se lo compra a su padre para destinarlo al ejército británico en la Primera Guerra Mundial, y la del periodista de jopo pelirrojo que persigue un barco alrededor del mundo se contrastan en un punto: mientras Las aventuras de Tintín usa la técnica de motion capture para generar el efecto más realista posible, muchas escenas de Caballo de guerra parecen filmadas en estudios con fondos de atardeceres rojos altamente artificiosos. De hecho, por momentos, se tiene la extraña sensación de estar viendo una película de animación, o una obra contemporánea a Lo que el viento se llevó, sólo que con 70 años de retraso.

Hay que tener en cuenta esa extrañeza visual, porque si por un lado sostiene a la perfección el primer tramo de la película -la aparición del casi pura sangre Joey en la vida bucólica, placentera pero sufrida, de la familia Narracot, y el nacimiento de su amistad con el protagonista- por otra parte contrasta fuertemente con lo que viene después, en especial con las escenas de batalla que ponen el foco sobre cuerpos y heridas.

De hecho Caballo de guerra está compuesta de tramos muy diferentes entre sí, sobre todo porque la historia -que sigue al caballo y no a su dueño por un destino azaroso y signado por la rapiña que impone todo conflicto bélico- se mueve todo el tiempo del frente de batalla británico al alemán, luego a la campiña francesa y de nuevo al ejército alemán, a la no man´s land entre alemanes y británicos y finalmente a los cuarteles británicos otra vez, según quién se apodere del caballo. Es por eso que la película alterna escenas familiares y relajadas -siempre en el contexto de peligro de una situación de guerra- con escenas bélicas violentas, teñidas de la brutalidad del cuerpo a cuerpo que significó el estilo de combate en las trincheras.

En este movimiento permanente, y con excepción del protagonista, los personajes se nos presentan pero no tenemos tiempo de encariñarnos con ellos o siquiera de conocerlos antes de que desaparezcan -literalmente- de nuestra vista; quizás este sea el punto más amargo de la película (y también lo que la vuelve algo despareja) porque las personas pasan y todo el drama, toda la violencia de la guerra están desplazados al cuerpo del caballo, un cuerpo noble y fuerte, brilloso y resistente que, sin embargo, debe ser asistido por dos soldados de frentes enemigos cuando queda varado entre alambres de púa en una fuga desenfrenada, y que termina lastimado y totalmente cubierto por el barro.

En este sentido, lo que da fuerza a la presencia física del caballo también hace a la debilidad de un relato que por momentos puede ser insulso y hasta aburrir si se tiene en cuenta que el cine clásico, al que apunta claramente Caballo de guerra, basó parte de su potencia en la construcción de grandes personajes secundarios. En cambio, aquí algunos de los personajes “efímeros” por decirlo así -especialmente los hermanitos alemanes que eligen desertar para salvarse la vida- no llegan a tener una presencia significativa, y las secuencias que los tienen como protagonistas se vuelven poco atractivas.

Por eso. por momentos Caballo de guerra no tiene nada de la agilidad narrativa de Las aventuras de Tintín, y sí mucho de melodrama aplastante subrayado por la música y las tonalidades nada sutiles del paisaje. Esa manera de entregarse al sentimentalismo sin redes constituye una apuesta fuertísima de parte de Spielberg y hace que la película, que intenta recuperar esas grandes historias de pasiones y afectos cercenados por una guerra que se muestra como un remolino lleno de salvajismo y confusión, pueda ser una gloria para quienes la miren con los ojos inocentes que demanda Spielberg, dispuestos a dejarse encantar, y un infierno para quienes se resistan a entrar en el juego de las siluetas que se abrazan sobre atardeceres de naranja furioso.

Lo que puede atraer igualmente a unos y otros son las escenas de batalla llenas de potencia física, de galopes trepidantes y soldados jóvenes que se arrastran ciegos con el único deseo de no morir, porque todos sabemos que Spielberg sabe hacer películas.

_________________________________________________

Seguinos en Facebook aquí

Seguinos en Twitter aquí

Suscribite a nuestro RSS (feeds) aquí

Visitá nuestra página en YouTube aquí

Visitá nuestro blog Micropsia aquí

Visitá nuestro blog OtrosCines/TV aquí

Visitá nuestro blog Analízame aquí

Enterate de nuestros cursos en OtrosCines/Cursos aquí

 
 
Ricardo Gómez Grouvier | 10.02.12 - 15:50:36 hs.
bienvenida Marina (no me atrevo a escribir ni mucho menos a pronunciar tu apellido), para mi gusto sos una de las mejores críticas (jóvenes y mujeres) que leí en los últimos tiempos. Te seguía en un blog cuyo nombre no recuero, pero luego dejaste de escribir y te perdí de vista, es bueno que vuelvas a estar en Internet.
 
Godardista | 10.02.12 - 16:16:01 hs.
Bueno, Marina también escribe en El Amante. Aunque ahora también será en... Internet.

Me gusta el estilo de Marina, sin medias tintas. Ocurre que tuve que dejar de leer el texto en la mitad porque empezaba a contar mucho de la trama, así que volveré a leerla cuando haya visto el filme, no pienso verla bajada, aunque está en buena calidad, porque prefiero disfrutarla en cine.
 
Marina | 10.02.12 - 19:21:59 hs.
Gracias por las bienvenidas y las cosas lindas. Ese blog era Esto es un bingo Ricardo, una página donde empecé a escribir y que quiero mucho. Y hace más de un año y medio que escribo también en El amante.

Godardista, buenísimo que esperes hasta ir al cine, esa es la actitud. :)
 
Lisa | 10.02.12 - 19:37:42 hs.
Y sí, Spielberg es un gran director de aventuras y un flojo director de melodramas. Repasen su filmografía y verán. abrazos y me sumo a la bienvenida a Marina
 
Rodolfo | 11.02.12 - 21:21:40 hs.
Marina, en primer lugar te felicito por tu nota porque me parece un análisis profundo, la redacción es fluida y rica en herramientas gramaticales, pero no estoy en nada de acuerdo con tu opinión, o mejor dicho la entiendo pero no comparto. Debe ser porque soy de los que se dejan seducir por los ojos inocentes de Spielberg y me enamoro de los atardeceres que rememoran efectivamente a Lo que el Viento Se Llevó y especialmente al cine panorámico Fordiano. He leido bastantes críticas en contra de Caballo de Guerra, gustos son gustos y los antispiebergianos que odian los relatos más sentimentales de su filmografía encontraron en esta película una forma de regocijarse escribiendo en su contra, sin embargo estoy dispuesto a pensar que Caballo de Guerra se trata de una obra pensada para ver en cine, un espectáculo donde lo artesanal tiene más peso que lo visual. A diferencia de James Cameron o George Lucas, Spielberg usa los efectos en función de la historia y lo que intenta narrar. Recomiendo que lean entrevistas donde habla sobre los riesgos de que el cine 3D esté en todas partes. Spielberg mira al pasado efectivamente para recobrar el espectáculo cinematográfico. Aclaro la vi en función de prensa en el Abasto y quedé maravillado por la forma en que fue pensada para la pantalla. Aquel que la vea en microsalas o en la computadora, no va a entender la intención de Spielberg. De acuerdo, los cielos son tan falsos como los Navi. Que hace que un cielo falso pierda credibilidad ahora de la que tenia en los años 30' o 40'? Que sabemos como se hace? El efecto emotivo sigue siendo el mismo en mi opinión. Acerca del rol de los personajes humanos y secundarios de la trama, es donde me parece que tengo mayores diferencias. En primer lugar, porque el protagonista absoluto es Joey, el caballo. Albert, su dueño es un protagonista tácito. Es un riesgo que se toma Spielberg. Hoy en día se perdió la tradición de poner animales que no hablen o no sean generados por CGI como protagonistas. Por otro lado, si bien hay algunos secundarios que desaparecen pronto, pero de los que no es necesario enamorarnos, hay otros realmentes destacados que además son interpretados por actores maravillosos, que no solamente logran verosimilitud, sino que roban la pantalla. Me refiero a Peter Mullan, Niels Aresntrup, Emily Watson y la joven nieta de Arenstrup. Me enamoré de ellos, personalmente. Acerca de los subrayados, también estoy en desacuerdo. Más allá de que cualquier banda de sonido de John Williams modifica cualquier imagen por la fuerza y el entusiasmo que imprime, la emoción es bastante genuina, y el relato tiene sutilezas hermosas, de las que Spielberg se hace eco, en obras personales como El Imperio del Sol e Inteligencia Artificial. La forma en que representa las muertes no es de la forma más obvia y sentimental. Tiene escenas donde se arriesga a ser criticado por su inverosimilitud y no le importa, porque le juega a favor a la narración. En particular no me aburrí y de hecho la pase mucho mejor que con Hugo, a pesar de que es otra obra maestra en lo que va del año. Sin embargo, la digitalización de Hugo contra cierta artesanía de Caballo, le juegan más a favor a esta última. A pesar de tomar como referencia al clasicismo estadounidense, para los canones del hollywood contemporaneo, Caballo tiene una impronta mas europea, no se regodea ni utiliza estrellas para destacarse. De hecho los actores mas conocidos trabajan minutos contados. Es una pelicula que apela a la emocion, pero a la vez esta muy bien pensada. En Tintin, Spielberg narra en funcion del material. Aca el material posibilita que se pueda despachar como narrador. Tintin es un trabajo por encargo, Caballo es autoria pura. Igualmente, te felicito por la nota y espero seguir leyendo otras criticas tuyas.
 
Mauricio Gasparini | 12.02.12 - 14:50:54 hs.
Vi la peli hoy Domingo 12 en "Nucleo" - Hace unos dias lei un reportaje a Spielberg donde el dice que el mundo que muestra en sus films es el mundo que el quisiera que fuese - Toda una declaracion de principios - CABALLO DE .. tiene mucho del cine de John Ford (de hecho el personaje de la sensacional Emily Watson es fordiano hasta la medula) - Coincido en que algunos tramos de la peli pueden tener mas almibar del necesario, pero eso no invalida el virtuosismo visual de muchas escenas (Spielberg es un maestro para articular secuencias epicas, bucolicas, intimistas o espectaculares) - La musica de John Williams y la fotografia de Janusz Kaminsky son formidables aliadas de este relato -
 
Ralph Macchio | 12.02.12 - 17:17:12 hs.
Rodolfo, ídolo.
 
Jorge Bollas | 13.02.12 - 12:27:37 hs.
Felicito a Marina (Apellido difícil) por llegar hasta aquí. La leo en El Amante y me encantó su nota sobre Damas en guerra. Crítica en ascenso.
 
Pablo Podhorzer | 16.02.12 - 09:14:17 hs.
Esta es una critica al nivel de un Ebert menor, cuando lo que necesitamos en castellano son mas "Rosenbaums" y "Armond Whites". El Amante-Cine siempre fue el reducto de jovenes culturosos (ahora bien llamados palermitanos) que se dedican a la crítica más por cercanía de clase que por pasión trascendente. Algún día la meritocracia bien entendida (lejos de la sátira de su creador) dominará nuevamente las artes, como lo hizo hasta los años 1970s en el cine americano.
Next one, please.
 
Hernàn Schell | 20.02.12 - 01:23:30 hs.
Me acabo de enterar que soy "culturoso" y que me acerquè al cine por "cercancìa de clase". Es màs, me acabo de enterar que el barrio de Caseros en que el que me criè es parte de Palermo y que Rojas, Noriega, Jorge Garcìa, Russo o Castagna y otros que escriben en El Amante son personas jòvenes.
Me iluminaste Pablo.
De todas maneras, un consejo, si vas a pedir por gente como Jonathan Rosenbaum te pedirìa que no termines tu comentario con la siguiente frase: "Algún día la meritocracia bien entendida (lejos de la sátira de su creador) dominará nuevamente las artes, como lo hizo hasta los años 1970s en el cine americano.
Next one, please."
La oraciòn final es un chiste sobrador y malo. Lo otro es ridìculamente pomposo, històricamente impreciso (y falso por otro lado) y està redactado para la mierda. Rosenbaum eso no lo suele hacer.

Saludos

HS
 
El amante criticón | 22.02.12 - 14:00:15 hs.
Nosotros nos acabamos de enterar que el señor Schell un viejo "grasa" de Caseros, porque que el único mérito que tiene es haber visto muchísimas películas (y aún así no saber nada de cine), ya lo sabíamos todos aquellos que leemos la revista "El amante".
 
rodolfo d. | 22.02.12 - 15:31:24 hs.
Encontré la critica de Martina! Anulo comentario anterior donde lamentaba haber encontrado solo la de Federico.
 
Hernán Schell | 06.03.12 - 20:46:25 hs.
Te corrijo:

Nosotros nos acabamos de enterar que el señor Schell ES un viejo grasa de Caseros. Y que el único mérito que tiene es haber visto muchísimas películas y aún así no saber nada de cine. De todas maneras, eso lo sabíamos todos aquellos que leemos la revista El Amante.

A mí lo que me sorprende es que se pueda redactar de una manera tan horrible aún sabiendo leer.

Saludos.

P.D.: Nunca dije que yo fuera viejo. Si vas a criticar a El Amante todo bien, pero si lees un breve comentario con la misma atención con la que lees una nota de El Amante estás en problemas.

P.D.: ¿Te inventás un pseudónimo para putear gratuitamente a la gente?. Dios mío pibe, comprate una vida.
 
Escriba un comentario
Nombre:
Email: (no será publicado)
Comentario:
Ingrese el texto:
   
     
 
Blancanieves, de Pablo Berger
Clásica y moderna, por Josefina Sartora. Estrenada el 24 de Abril de 2014
El otro Maradona, de Ezequiel Luka y Gabriel Amiel
El dolor de ya no ser , por Ezequiel Boetti. Estrenada el 24 de Abril de 2014
Fermín, la película, de Hernán Findling y Oliver Kolker
Tango que me hiciste mal..., por Néstor Burtone. Estrenada el 24 de Abril de 2014
Buscando al huemul, de Juan Diego Kantor
Tiempos menos modernos, por Diego Batlle. Estrenada el 24 de Abril de 2014
Los dueños, de Agustín Toscano y Ezequiel Radusky
Cuestión de clase, por Diego Batlle. Estrenada el 17 de Abril de 2014
Ella se va, de Emmanuelle Bercot
Nunca es tarde para amar, por Josefina Sartora. Estrenada el 17 de Abril de 2014
El crítico, de Hernán Guerschuny
Profecía autocumplida, por Diego Batlle. Estrenada el 17 de Abril de 2014
El grito en la sangre, de Fernando Musa
Con las mejores intenciones..., por Ezequiel Boetti. Estrenada el 17 de Abril de 2014
Divergente, de Neil Burger
Los jueguitos del hambre, por Diego Batlle. Estrenada el 17 de Abril de 2014
Santa Lucía, de Andrea Schellemberg
Pueblo chico, infierno grande, por Diego Batlle. Estrenada el 17 de Abril de 2014
Gato negro, de Gastón Gallo
Vamos por todo, por Ezequiel Boetti. Estrenada el 10 de Abril de 2014
Una dama en París, de Ilmar Raag
Queremos tanto a Jeanne Moreau, por Ezequiel Boetti. Estrenada el 10 de Abril de 2014
Río 2, de Carlos Saldanha
Lo primero es la familia, por Diego Batlle. Estrenada el 10 de Abril de 2014
Noé, de Darren Aronofsky
Creer o reventar, por Diego Batlle. Estrenada el 02 de Abril de 2014
Betibú, de Miguel Cohan
Nada es lo que parece, por Diego Batlle. Estrenada el 03 de Abril de 2014
Berberian Sound Studio, de Peter Strickland
Aullidos, por Diego Batlle. Estrenada el 27 de Marzo de 2014
Capitán América y el soldado del invierno, de Anthony y Joe Russo
Volveré y seré millones, por Diego Batlle. Estrenada el 27 de Marzo de 2014
Lo mejor de nuestras vidas, de Cédric Klapisch
Cuatro franceses sueltos en Nueva York, por Ezequiel Boetti. Estrenada el 27 de Marzo de 2014
Tan cerca como pueda, de Eduardo Crespo
La pequeña belleza, por Diego Lerer. Estrenada el 27 de Marzo de 2014
Algunos días sin música, de Matías Rojo
Cuenta conmigo, por Ezequiel Boetti. Estrenada el 27 de Marzo de 2014
El Gran Hotel Budapest, de Wes Anderson
Elige tu propia aventura..., por Diego Batlle. Estrenada el 20 de Marzo de 2014
El desconocido del lago, de Alain Guiraudie
Amor (locura y muerte) a primera vista, por Diego Batlle. Estrenada el 20 de Marzo de 2014
El pasado, de Asghar Farhadi
¿Debo irme o debo quedarme?, por Diego Batlle. Estrenada el 20 de Marzo de 2014
Aires de esperanza, de Jason Reitman
Un amor para toda la vida, por Ezequiel Boetti. Estrenada el 20 de Marzo de 2014
El sobreviviente, de Peter Berg
Pecados de guerra, por Diego Batlle. Estrenada el 20 de Marzo de 2014
Inside Llewyn Davis: Balada de un hombre común, de Joel y Ethan Coen
El cantante que nunca estuvo, por Diego Batlle. Estrenada el 13 de Marzo de 2014
La tercera orilla, de Celina Murga
Rebelde con causa, por Diego Batlle. Estrenada el 13 de Marzo de 2014
Ella, de Spike Jonze
Amorosa soledad, por Marina Yuszczuk. Estrenada el 13 de Marzo de 2014
Need for Speed: La película, de Scott Waugh
Más rápido y menos furioso, por Diego Batlle. Estrenada el 13 de Marzo de 2014
Heredero del Diablo, de Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett
El regreso del Anticristo, por Diego Batlle. Estrenada el 13 de Marzo de 2014
La segunda muerte, de Santiago Fernández Calvete
Pueblo chico, infierno grande, por Ezequiel Boetti. Estrenada el 13 de Marzo de 2014
En la casa, de François Ozon
La literatura indiscreta, por Diego Batlle. Estrenada el 06 de Marzo de 2014
300: El nacimiento de un imperio, de Noam Munro
Más sangre, más sudor y más lágrimas, por Diego Batlle. Estrenada el 06 de Marzo de 2014
Tras la puerta, de István Szabó
Mi pasado me condena, por Diego Batlle. Estrenada el 06 de Marzo de 2014
Mika, mi guerra de España, de Fito Pochat y Javier Olivera
Yo fui testigo..., por Ezequiel Boetti. Estrenada el 06 de Marzo de 2014
Luna en Leo, de Juan Pablo Martínez
Cita a ciegas, por Diego Batlle. Estrenada el 06 de Marzo de 2014
Non-Stop: Sin escalas, de Jaume Collet-Serra
Aventuras de alto vuelo, por Diego Batlle. Estrenada el 27 de Febrero de 2014
Dallas Buyers Club: El club de los desahuciados, de Jean-Marc Vallée
Cuando los opuestos se atraen, por Diego Batlle. Estrenada el 27 de Febrero de 2014
Operación Monumento, de George Clooney
El arte de la guerra (y la guerra por el arte), por Diego Batlle. Estrenada el 27 de Febrero de 2014
La corporación, de Fabián Forte
La chica de tus sueños, por Diego Batlle. Estrenada el 27 de Febrero de 2014
Nebraska, de Alexander Payne
Un camino hacia mí, por Diego Batlle. Estrenada el 20 de Febrero de 2014
La Paz, de Santiago Loza
Busco mi destino, por Diego Batlle. Estrenada el 20 de Febrero de 2014
La grande bellezza, de Paolo Sorrentino
¿Quieres ser Federico Fellini?, por Diego Batlle. Estrenada el 20 de Febrero de 2014
Las aventuras de Peabody y Sherman, de Rob Minkoff
Relectura histórica jugada al absurdo, por Diego Batlle. Estrenada el 20 de Febrero de 2014
Pompeii: La furia del volcán, de Paul W.S. Anderson
Se viene el estallido..., por Diego Batlle. Estrenada el 20 de Febrero de 2014
Beatriz Portinari: Un documental sobre Aurora Venturini, de Agustina Massa y Fernando Krapp
¿Angel o demonio?, por Diego Batlle. Estrenada el 20 de Febrero de 2014
Errata, de Iván Vescovo
Buscando a Borges en pantalla, por Diego Batlle. Estrenada el 20 de Febrero de 2014
Philomena, de Stephen Frears
En el nombre del hijo, por Diego Batlle. Estrenada el 13 de Febrero de 2014
Robocop, de José Padilha
Regreso con gloria, por Ezequiel Boetti. Estrenada el 13 de Febrero de 2014
Salsipuedes, de Mariano Luque
El mal en la banalidad, por Diego Batlle. Estrenada el 13 de Febrero de 2014
 
Nuestros Blogs
Micropsia
Otros Cines TV
Con los ojos abiertos
Otros Cines Peru
Cursos
 
 
Críticas
El dolor de ya no ser
Críticas
Tango que me hiciste mal...
Noticias | 23-04-2014
A los 54 años, murió en Liberia el prestigioso director austríaco Michael Glawogger
Festivales
Cannes 2014: Entrevista a Diego Lerman, director de Refugiado (Quincena de Realizadores)
Críticas
Tiempos menos modernos
Críticas
Clásica y moderna
Noticias | 22-04-2014
Anuncian la programación de la primera edición del ciclo Cinema Made in Italy
 
 
 
 
 
 
 
 
 


 
Home | Criticas | Noticias | Festivales | Columnistas | Próximos Estrenos | Taquilla | Ciclos | Debates | Cine en TV | DVD | Industria
Editorial | Música | Libros | Links | Contacto
RSS Facebook Twiter You Tube Micropsia Otros Cines TV Con los ojos abiertos Otros Cines Peru Cursos
Diseño y Desarrollo: Mariel Burstein