Críticas
 
Caballo de guerra, de Steven Spielberg: Lo que Spielberg se llevó

Caballo de guerra, de Steven Spielberg

Lo que Spielberg se llevó

Estrenada el 16 de Febrero de 2012



Caballo de guerra (War Horse, Estados Unidos/2011). Dirección: Steven Spielberg. Con Jeremy Irvine, Peter Mullan, Emily Watson, Tom Hiddleston. Guión: Lee Hall y Richard Curtis. Fotografía: Janusz Kaminski. Música: John Williams. Edición: Michael Kahn. Diseño de producción: Rick Carter. Distribuidora: Buena Vista International. Duración: 146 minutos. Apta para mayores de 13 años. Salas: 43.

Hay pocos directores que puedan terminar dos películas en un año y menos aún que puedan hacer dos tan diferentes entre sí. En 2011, Steven Spielberg dirigió Las aventuras de Tintín y Caballo de guerra. La primera, que representa -esta vez en animación- ese oficio para dirigir aventuras increíblemente fluidas que le conocemos desde las Indiana Jones, es mejor que Caballo de guerra, pero previsiblemente ésta es la elegida como candidata al Oscar.

Lo raro es que la historia del chico que pierde su caballo cuando un oficial del ejército se lo compra a su padre para destinarlo al ejército británico en la Primera Guerra Mundial, y la del periodista de jopo pelirrojo que persigue un barco alrededor del mundo se contrastan en un punto: mientras Las aventuras de Tintín usa la técnica de motion capture para generar el efecto más realista posible, muchas escenas de Caballo de guerra parecen filmadas en estudios con fondos de atardeceres rojos altamente artificiosos. De hecho, por momentos, se tiene la extraña sensación de estar viendo una película de animación, o una obra contemporánea a Lo que el viento se llevó, sólo que con 70 años de retraso.

Hay que tener en cuenta esa extrañeza visual, porque si por un lado sostiene a la perfección el primer tramo de la película -la aparición del casi pura sangre Joey en la vida bucólica, placentera pero sufrida, de la familia Narracot, y el nacimiento de su amistad con el protagonista- por otra parte contrasta fuertemente con lo que viene después, en especial con las escenas de batalla que ponen el foco sobre cuerpos y heridas.

De hecho Caballo de guerra está compuesta de tramos muy diferentes entre sí, sobre todo porque la historia -que sigue al caballo y no a su dueño por un destino azaroso y signado por la rapiña que impone todo conflicto bélico- se mueve todo el tiempo del frente de batalla británico al alemán, luego a la campiña francesa y de nuevo al ejército alemán, a la no man´s land entre alemanes y británicos y finalmente a los cuarteles británicos otra vez, según quién se apodere del caballo. Es por eso que la película alterna escenas familiares y relajadas -siempre en el contexto de peligro de una situación de guerra- con escenas bélicas violentas, teñidas de la brutalidad del cuerpo a cuerpo que significó el estilo de combate en las trincheras.

En este movimiento permanente, y con excepción del protagonista, los personajes se nos presentan pero no tenemos tiempo de encariñarnos con ellos o siquiera de conocerlos antes de que desaparezcan -literalmente- de nuestra vista; quizás este sea el punto más amargo de la película (y también lo que la vuelve algo despareja) porque las personas pasan y todo el drama, toda la violencia de la guerra están desplazados al cuerpo del caballo, un cuerpo noble y fuerte, brilloso y resistente que, sin embargo, debe ser asistido por dos soldados de frentes enemigos cuando queda varado entre alambres de púa en una fuga desenfrenada, y que termina lastimado y totalmente cubierto por el barro.

En este sentido, lo que da fuerza a la presencia física del caballo también hace a la debilidad de un relato que por momentos puede ser insulso y hasta aburrir si se tiene en cuenta que el cine clásico, al que apunta claramente Caballo de guerra, basó parte de su potencia en la construcción de grandes personajes secundarios. En cambio, aquí algunos de los personajes “efímeros” por decirlo así -especialmente los hermanitos alemanes que eligen desertar para salvarse la vida- no llegan a tener una presencia significativa, y las secuencias que los tienen como protagonistas se vuelven poco atractivas.

Por eso. por momentos Caballo de guerra no tiene nada de la agilidad narrativa de Las aventuras de Tintín, y sí mucho de melodrama aplastante subrayado por la música y las tonalidades nada sutiles del paisaje. Esa manera de entregarse al sentimentalismo sin redes constituye una apuesta fuertísima de parte de Spielberg y hace que la película, que intenta recuperar esas grandes historias de pasiones y afectos cercenados por una guerra que se muestra como un remolino lleno de salvajismo y confusión, pueda ser una gloria para quienes la miren con los ojos inocentes que demanda Spielberg, dispuestos a dejarse encantar, y un infierno para quienes se resistan a entrar en el juego de las siluetas que se abrazan sobre atardeceres de naranja furioso.

Lo que puede atraer igualmente a unos y otros son las escenas de batalla llenas de potencia física, de galopes trepidantes y soldados jóvenes que se arrastran ciegos con el único deseo de no morir, porque todos sabemos que Spielberg sabe hacer películas.

_________________________________________________

Seguinos en Facebook aquí

Seguinos en Twitter aquí

Suscribite a nuestro RSS (feeds) aquí

Visitá nuestra página en YouTube aquí

Visitá nuestro blog Micropsia aquí

Visitá nuestro blog OtrosCines/TV aquí

Visitá nuestro blog Analízame aquí

Enterate de nuestros cursos en OtrosCines/Cursos aquí

 
Comentarios de Lectores
 
Ricardo Gómez Grouvier | 10.02.12 - 15:50:36 hs.
bienvenida Marina (no me atrevo a escribir ni mucho menos a pronunciar tu apellido), para mi gusto sos una de las mejores críticas (jóvenes y mujeres) que leí en los últimos tiempos. Te seguía en un blog cuyo nombre no recuero, pero luego dejaste de escribir y te perdí de vista, es bueno que vuelvas a estar en Internet.
 
Godardista | 10.02.12 - 16:16:01 hs.
Bueno, Marina también escribe en El Amante. Aunque ahora también será en... Internet.

Me gusta el estilo de Marina, sin medias tintas. Ocurre que tuve que dejar de leer el texto en la mitad porque empezaba a contar mucho de la trama, así que volveré a leerla cuando haya visto el filme, no pienso verla bajada, aunque está en buena calidad, porque prefiero disfrutarla en cine.
 
Marina | 10.02.12 - 19:21:59 hs.
Gracias por las bienvenidas y las cosas lindas. Ese blog era Esto es un bingo Ricardo, una página donde empecé a escribir y que quiero mucho. Y hace más de un año y medio que escribo también en El amante.

Godardista, buenísimo que esperes hasta ir al cine, esa es la actitud. :)
 
Lisa | 10.02.12 - 19:37:42 hs.
Y sí, Spielberg es un gran director de aventuras y un flojo director de melodramas. Repasen su filmografía y verán. abrazos y me sumo a la bienvenida a Marina
 
Rodolfo | 11.02.12 - 21:21:40 hs.
Marina, en primer lugar te felicito por tu nota porque me parece un análisis profundo, la redacción es fluida y rica en herramientas gramaticales, pero no estoy en nada de acuerdo con tu opinión, o mejor dicho la entiendo pero no comparto. Debe ser porque soy de los que se dejan seducir por los ojos inocentes de Spielberg y me enamoro de los atardeceres que rememoran efectivamente a Lo que el Viento Se Llevó y especialmente al cine panorámico Fordiano. He leido bastantes críticas en contra de Caballo de Guerra, gustos son gustos y los antispiebergianos que odian los relatos más sentimentales de su filmografía encontraron en esta película una forma de regocijarse escribiendo en su contra, sin embargo estoy dispuesto a pensar que Caballo de Guerra se trata de una obra pensada para ver en cine, un espectáculo donde lo artesanal tiene más peso que lo visual. A diferencia de James Cameron o George Lucas, Spielberg usa los efectos en función de la historia y lo que intenta narrar. Recomiendo que lean entrevistas donde habla sobre los riesgos de que el cine 3D esté en todas partes. Spielberg mira al pasado efectivamente para recobrar el espectáculo cinematográfico. Aclaro la vi en función de prensa en el Abasto y quedé maravillado por la forma en que fue pensada para la pantalla. Aquel que la vea en microsalas o en la computadora, no va a entender la intención de Spielberg. De acuerdo, los cielos son tan falsos como los Navi. Que hace que un cielo falso pierda credibilidad ahora de la que tenia en los años 30' o 40'? Que sabemos como se hace? El efecto emotivo sigue siendo el mismo en mi opinión. Acerca del rol de los personajes humanos y secundarios de la trama, es donde me parece que tengo mayores diferencias. En primer lugar, porque el protagonista absoluto es Joey, el caballo. Albert, su dueño es un protagonista tácito. Es un riesgo que se toma Spielberg. Hoy en día se perdió la tradición de poner animales que no hablen o no sean generados por CGI como protagonistas. Por otro lado, si bien hay algunos secundarios que desaparecen pronto, pero de los que no es necesario enamorarnos, hay otros realmentes destacados que además son interpretados por actores maravillosos, que no solamente logran verosimilitud, sino que roban la pantalla. Me refiero a Peter Mullan, Niels Aresntrup, Emily Watson y la joven nieta de Arenstrup. Me enamoré de ellos, personalmente. Acerca de los subrayados, también estoy en desacuerdo. Más allá de que cualquier banda de sonido de John Williams modifica cualquier imagen por la fuerza y el entusiasmo que imprime, la emoción es bastante genuina, y el relato tiene sutilezas hermosas, de las que Spielberg se hace eco, en obras personales como El Imperio del Sol e Inteligencia Artificial. La forma en que representa las muertes no es de la forma más obvia y sentimental. Tiene escenas donde se arriesga a ser criticado por su inverosimilitud y no le importa, porque le juega a favor a la narración. En particular no me aburrí y de hecho la pase mucho mejor que con Hugo, a pesar de que es otra obra maestra en lo que va del año. Sin embargo, la digitalización de Hugo contra cierta artesanía de Caballo, le juegan más a favor a esta última. A pesar de tomar como referencia al clasicismo estadounidense, para los canones del hollywood contemporaneo, Caballo tiene una impronta mas europea, no se regodea ni utiliza estrellas para destacarse. De hecho los actores mas conocidos trabajan minutos contados. Es una pelicula que apela a la emocion, pero a la vez esta muy bien pensada. En Tintin, Spielberg narra en funcion del material. Aca el material posibilita que se pueda despachar como narrador. Tintin es un trabajo por encargo, Caballo es autoria pura. Igualmente, te felicito por la nota y espero seguir leyendo otras criticas tuyas.
 
Mauricio Gasparini | 12.02.12 - 14:50:54 hs.
Vi la peli hoy Domingo 12 en "Nucleo" - Hace unos dias lei un reportaje a Spielberg donde el dice que el mundo que muestra en sus films es el mundo que el quisiera que fuese - Toda una declaracion de principios - CABALLO DE .. tiene mucho del cine de John Ford (de hecho el personaje de la sensacional Emily Watson es fordiano hasta la medula) - Coincido en que algunos tramos de la peli pueden tener mas almibar del necesario, pero eso no invalida el virtuosismo visual de muchas escenas (Spielberg es un maestro para articular secuencias epicas, bucolicas, intimistas o espectaculares) - La musica de John Williams y la fotografia de Janusz Kaminsky son formidables aliadas de este relato -
 
Ralph Macchio | 12.02.12 - 17:17:12 hs.
Rodolfo, ídolo.
 
Jorge Bollas | 13.02.12 - 12:27:37 hs.
Felicito a Marina (Apellido difícil) por llegar hasta aquí. La leo en El Amante y me encantó su nota sobre Damas en guerra. Crítica en ascenso.
 
Pablo Podhorzer | 16.02.12 - 09:14:17 hs.
Esta es una critica al nivel de un Ebert menor, cuando lo que necesitamos en castellano son mas "Rosenbaums" y "Armond Whites". El Amante-Cine siempre fue el reducto de jovenes culturosos (ahora bien llamados palermitanos) que se dedican a la crítica más por cercanía de clase que por pasión trascendente. Algún día la meritocracia bien entendida (lejos de la sátira de su creador) dominará nuevamente las artes, como lo hizo hasta los años 1970s en el cine americano.
Next one, please.
 
Hernàn Schell | 20.02.12 - 01:23:30 hs.
Me acabo de enterar que soy "culturoso" y que me acerquè al cine por "cercancìa de clase". Es màs, me acabo de enterar que el barrio de Caseros en que el que me criè es parte de Palermo y que Rojas, Noriega, Jorge Garcìa, Russo o Castagna y otros que escriben en El Amante son personas jòvenes.
Me iluminaste Pablo.
De todas maneras, un consejo, si vas a pedir por gente como Jonathan Rosenbaum te pedirìa que no termines tu comentario con la siguiente frase: "Algún día la meritocracia bien entendida (lejos de la sátira de su creador) dominará nuevamente las artes, como lo hizo hasta los años 1970s en el cine americano.
Next one, please."
La oraciòn final es un chiste sobrador y malo. Lo otro es ridìculamente pomposo, històricamente impreciso (y falso por otro lado) y està redactado para la mierda. Rosenbaum eso no lo suele hacer.

Saludos

HS
 
El amante criticón | 22.02.12 - 14:00:15 hs.
Nosotros nos acabamos de enterar que el señor Schell un viejo "grasa" de Caseros, porque que el único mérito que tiene es haber visto muchísimas películas (y aún así no saber nada de cine), ya lo sabíamos todos aquellos que leemos la revista "El amante".
 
rodolfo d. | 22.02.12 - 15:31:24 hs.
Encontré la critica de Martina! Anulo comentario anterior donde lamentaba haber encontrado solo la de Federico.
 
Hernán Schell | 06.03.12 - 20:46:25 hs.
Te corrijo:

Nosotros nos acabamos de enterar que el señor Schell ES un viejo grasa de Caseros. Y que el único mérito que tiene es haber visto muchísimas películas y aún así no saber nada de cine. De todas maneras, eso lo sabíamos todos aquellos que leemos la revista El Amante.

A mí lo que me sorprende es que se pueda redactar de una manera tan horrible aún sabiendo leer.

Saludos.

P.D.: Nunca dije que yo fuera viejo. Si vas a criticar a El Amante todo bien, pero si lees un breve comentario con la misma atención con la que lees una nota de El Amante estás en problemas.

P.D.: ¿Te inventás un pseudónimo para putear gratuitamente a la gente?. Dios mío pibe, comprate una vida.
 
Escriba un comentario
Nombre:
Email: (no será publicado)
Comentario:
Ingrese el texto:
   
     
Otras Críticas
 

El cuarto azul, de Mathieu Amalric

De amor, de locura y de muerte, por .
Estrenada el 23 de Abril de 2015

Avengers: Era de Ultrón, de Joss Whedon

Gigantes de acero, por .
Estrenada el 23 de Abril de 2015

Se levanta el viento, de Hayao Miyazaki

Todo por un sueño, por .
Estrenada el 16 de Abril de 2015

Big Eyes: Retratos de una mentira, de Tim Burton

¿Estoy pintada?, por .
Estrenada el 16 de Abril de 2015

Mis días felices, de Marion Vernoux

Liberación e independencia, por .
Estrenada el 16 de Abril de 2015

La parte ausente, de Galel Maidana

Hermoso envoltorio, pero..., por .
Estrenada el 16 de Abril de 2015

Terror en el bosque, de Eduardo Sánchez

Al borde del (auto)plagio, por .
Estrenada el 16 de Abril de 2015

El Picasso de Persia, de Mitra Farahani

El BAFICI antes del BAFICI, por .
Estrenada el 09 de Abril de 2015

El viaje más largo, de George Tillman Jr.

Los muchos vicios (y pocas virtudes) del universo Sparks, por .
Estrenada el 09 de Abril de 2015

En tus zapatos, de Thomas McCarthy

Sandler serio… no es serio, por .
Estrenada el 09 de Abril de 2015

La Bella y la Bestia, de Christopher Gans

No todo lo que reluce es buen cine, por .
Estrenada el 09 de Abril de 2015

El desierto, de Christoph Behl

Apocalíptico y desintegrado, por .
Estrenada el 09 de Abril de 2015

Mis sucios 3 tonos, de Juan Manuel Brignole

Adiós a la inocencia, por .
Estrenada el 09 de Abril de 2015

Rápidos y furiosos 7, de James Wan

Ni la muerte los separa… (El largo adiós), por .
Estrenada el 02 de Abril de 2015

Tuya, de Edgardo González Amer

Deseo y decepción, por .
Estrenada el 02 de Abril de 2015

Héctor, en busca de la felicidad, de Peter Chelsom

Viaje con destino conocido, por .
Estrenada el 02 de Abril de 2015

Leviathan, de Andrey Zvyagintsev

Algo huele mal en Rusia, por .
Estrenada el 02 de Abril de 2015

Vicio propio, de Paul Thomas Anderson

Adiós a las utopías, por .
Estrenada el 26 de Marzo de 2015

El 5 de Talleres, de Adrián Biniez

Fin y principio, por .
Estrenada el 26 de Marzo de 2015

Ave Fénix, de Christian Petzold

Resurgir de las cenizas, por .
Estrenada el 26 de Marzo de 2015

Mommy, de Xavier Dolan

Amores que matan…, por .
Estrenada el 26 de Marzo de 2015

Home - No hay lugar como el hogar, de Tim Johnson

Opuestos y complemantarios, por .
Estrenada el 26 de Marzo de 2015

The Gunman: El objetivo, de Pierre Morel

Sean, relájate y goza, por .
Estrenada el 26 de Marzo de 2015

Directo al corazón, de Dan Fogelman

Pacino, el rockero, por .
Estrenada el 19 de Marzo de 2015

La Cenicienta, de Kenneth Branagh

Volver a los clásicos, por .
Estrenada el 19 de Marzo de 2015

En un patio de París, de Pierre Salvadori

Dos almas en pena, por .
Estrenada el 19 de Marzo de 2015

Divergente, la serie: Insurgente, de Robert Schwentke

Atada con alambres, por .
Estrenada el 19 de Marzo de 2015

El gurí, de Sergio Mazza

Al borde del abismo, por .
Estrenada el 19 de Marzo de 2015

La danza de la realidad, de Alejandro Jodorowsky

Cuando el profeta le gana por goleada al cineasta, por .
Estrenada el 19 de Marzo de 2015

Siempre Alice, de Richard Glatzer y Wash Westmoreland

El arte de saber perder, por .
Estrenada el 12 de Marzo de 2015

Vóley, de Martín Piroyansky

Relato salvaje, por .
Estrenada el 13 de Marzo de 2015

Sueño de invierno, de Nuri Bilge Ceylan

Escenas de la vida conyugal, por .
Estrenada el 05 de Marzo de 2015

Focus: Maestros de la estafa, de Glenn Ficarra y John Requa

The Buenos Aires Affair, por .
Estrenada el 05 de Marzo de 2015

McFarland: Sin límites, de Niki Caro

Los últimos serán los primeros, por .
Estrenada el 05 de Marzo de 2015

Invasión, de Abner Benaim

La historia negada, por .
Estrenada el 05 de Marzo de 2015

Hamdan, de Martín Solá

Memorias de un sobreviviente, por .
Estrenada el 05 de Marzo de 2015

Pistas para volver a casa, de Jazmín Stuart

Hermanos y detectives, por .
Estrenada el 05 de Marzo de 2015

Joven & bella, de François Ozon

Juventud, divino tesoro, por .
Estrenada el 05 de Marzo de 2015

Lo mejor de mí, de Michael Hoffman

Lo peor de ellos, por .
Estrenada el 05 de Marzo de 2015

Francisco de Buenos Aires, de Miguel Rodríguez Arias

Creer o reventar, por .
Estrenada el 05 de Marzo de 2015

Naturaleza muerta, de Gabriel Grieco

Simplemente sangre, por .
Estrenada el 05 de Marzo de 2015

Alma salvaje, de Jean-Marc Vallée

El camino de los sueños, por .
Estrenada el 26 de Febrero de 2015

El patrón: Radiografía de un crimen, de Sebastián Schindel

En carne propia, por .
Estrenada el 26 de Febrero de 2015

Al cine con amor, de Steve James

EL crítico, por .
Estrenada el 26 de Febrero de 2015

La mirada del amor, de Arie Posin

La reconstrucción, por .
Estrenada el 26 de Febrero de 2015

Se acabó la épica, de Matilde Michanie

El secreto mejor guardado, por .
Estrenada el 26 de Febrero de 2015

Kingsman: El servicio secreto, de Matthew Vaughn

Homenaje con más alegría que nostalgia, por .
Estrenada el 19 de Febrero de 2015

Annie, de Will Gluck

Huérfana de cine, por .
Estrenada el 19 de Febrero de 2015

Selma: El poder de un sueño, de Ava DuVernay

Juventud en marcha, por .
Estrenada el 19 de Febrero de 2015

Invocando al Demonio, de David Jung

El Diablo en el cuerpo, por .
Estrenada el 19 de Febrero de 2015
 
Diseño y Desarrollo: Mariel Burstein