RSS Facebook Twiter You Tube
     Lunes | 22.12.14
 
 
 
BAFICI 2013
Todas las reseñas de la Competencia Internacional
Diego Batlle y Diego Lerer

Análisis, película por película, de los 20 títulos de la principal sección de este 15º BAFICI.


-Tanta agua (Uruguay / México / Holanda / Alemania, 102', 2013), de Ana Guevara y Leticia Jorge.

Alberto, un cincuentón bastante cabrón y ya divorciado, lleva a sus dos hijos a un complejo vacacional en las termas de Arapey, cerca de Salto. Las cosas, claro, no salen como estaban previstas: el lugar dista de ser agradable y, para colmo, la lluvia parece acompañarlos siempre (las tormentas eléctricas les impiden incluso meterse en las piscinas).Las tensiones entre los tres (sobre todo entre la adolescente Lucía y su padre) no tardan en aparecer, las diferencias y frustraciones afloran y el aburrimiento (hasta se ven obligados a conseguir una TV que el papá había descartado) se apodera luego de horas de visitas a lugares anodinos y de juegos de mesa y cartas. Pero esta tragicomedia bien uruguaya no es para nada aburrida (hay algo de ese humor asordinado, con un dejo patético y querible a la vez, de films como Whisky o Gigante), ya que en su segunda mitad deriva hacia una típica y lograda historia coming-of-age con la muchacha escapándose del lugar a la noche para vivir una experiencia extrema en una discoteca. Un film al que quizás le sobren unos minutos y al que cuesta ingresar del todo en su primera mitad, pero que crece a medida que avanza y resulta una propuesta inteligente, sensible y valiosa. Una más que auspiciosa ópera prima, que llega al BAFICI luego de un premio en Cine en Construcción en San Sebastián 2012 y de su reciente estreno mundial en la Berlinale 2013. DIEGO BATLLE



-Playback (Suiza, 67', 2012), de Antoine Cattin y Pavel Kostomarov.

Antoine Cattin es un suizo que se radicó en Rusia hace más de diez años en busca de historias. Y vaya si encontró una bastante impactante con su habitual socio Pavel Kostomarov. Es que ambos tuvieron acceso al rodaje de Qué difícil es ser Dios, transposición de la novela de los hermanos Arkadi y Boris Strugatski a cargo del mítico, talentoso y controvertido director Alexei German. La filmación arrancó en 2000, continuó en 2006 y la muerte de German (ocurrida el 21 de febrero de este año) encontró a la película -una de ciencia ficción que luce como si transcurriera en la Edad Media- todavía inconclusa, en medio de una interminable posproducción. Cattin cuenta en off su historia personal y sus impresiones sobre el proyecto, la vida y la obra de German, mientras vemos al creador de Mi amigo Ivan Lapshin y Khrustalyov, My Car! en plenos estudios Lenfilm de San Petesburgo maltratando a los gritos (y en algunos casos hasta echando del set) a actores, a técnicos y hasta a su esposa, coguionista y asesora (como bien dice Marcelo Panozzo en el catálogo deja en la comparación a la relación Werner Herzog-Klaus Kinski como una amistad entre niños). German tuvo siempre problemas con la censura, con los financistas, con los políticos, con los colegas, con los críticos. Con todo el mundo. Pero además de déspota, tiránico y dictatorial fue un gran autor. Parte de esa genialidad y megalomanía se aprecian en este interesante documental, recomendado sobre todo para quienes gustan del cine dentro del cine. DIEGO BATLLE



-Metamorphosen (Alemania, 84', 2013), de Sebastian Mez.

En los montes Urales, al borde el río Techa, funciona desde 1948 una planta nuclear. En esa zona desolada y casi siempre cubierta de nieve de 23.000 km² la radioactividad es una de las más fuertes del mundo. Diversos accidentes -el más importante, una explosión en 1957 que es considerada el tercer mayor desastre atómico después de Chernobyl y Fukushima- han dejado la tierra y el agua contaminadas. Sin embargo, allí siguen viviendo unas cuantas familias, que todavía hoy sufren en el alma y sobre todo en sus cuerpos las consecuencias de semejantes catástrofes. El alemán Mez -en un más que promisorio debut en el largometraje con su film de graduación- filma en un blanco y negro (por momentos con tomas demasiado preciosistas) el lugar y a sus personajes. Los testimonios -desgarradores- están en off, mientras en la pantalla se ven las tormentas de nieve, diversos carteles que explican la parte técnica del asunto con estadísticas y fechas aterradoras, o los primeros planos curtidos, severos, de esa docena de hombres, mujeres y niños (desde un operario de la central atómica hasta pescadores, pasando por granjeros o pequeños de un jardín de infantes) que parecen olvidados por el tiempo y las autoridades. Un film bello y melancólico, urgente y político a la vez. DIEGO BATLLE




-Exit Elena (Estados Unidos, 72', 2012), de Nathan Silver.

La Elena del título (Kia Davis, algo así como una mezcla entre Lena Dunham y Greta Gerwig) es una enfermera recién recibida que consigue un trabajo “cama adentro” para cuidar a una anciana inválida en la casa de una familia de clase media bastante neurótica, disfuncional y dominada por  una matriarca (la nuera) irritante y querible a la vez. Sin embargo, pese al patetismo de los personajes -capaces de someter(se) como si nada a manipulaciones y humillaciones varias- se va estableciendo entre ellos pequeños gestos de aceptación y, por qué no, de cariño. No estamos hablando de padres o hijos sustitutos, pero algo de eso hay. La película trabaja un tono tragicómico muy propio (y reconocible) del cine independiente norteamericano, que se amplifica aún más cuando en la segunda mitad aparece el hijo de los dueños de casa (interpretado por el propio realizador Nathan Silver) y la cosa deriva hacia un improbable romance. La madre -personaje bizarro si los hay- está interpretado por Cindy Silver, que no es otra que… ¡la mamá del director en la vida real! Un film pequeño (menor si se quiere), pero muy simpático rodado con cámara en mano y en formato 4:3 (casi cuadrado, “televisivo”). Se trata de la segunda película de Silver, cuyo tercer largometraje, Soft in the Head, se exhibe también en esta edición del BAFICI, aunque en la sección Panorama. DIEGO BATLLE



-Los ilusos (España, 93', 2013), de Jonás Trueba.

Dedicada a su padre, Fernando Trueba, esta segunda película del realizador de Todas las canciones hablan de mí es una pequeña, siempre melancólica y por momentos emotiva propuesta sobre un joven cineasta (Francesco Carril, una suerte de álter ego del propio director) que vaga (y divaga) por las calles de una Madrid fotografiada en un expresivo blanco y negro, mientras piensa/sueña/discute su próximo film. El universo de León y sus amigos actores en bares, cafés, salas de cine, videoclubes, librerías y pequeños departamentos es el eje de un film premeditadamente difuso, serpenteante, inasible, que deambula como su personaje entre múltiples referencias cinéfilas (se percibe un aire muy de nouvelle vague francesa) y el retrato de las tribulaciones y frustraciones de la bohemia intelectual. Hay algo así como un romance con una periodista y algunos comentarios (muy en el trasfondo) sobre una crisis que no es sólo económica. Para mi gusto, la puesta en escena pierde un poco cuando abusa del artificio (el permanente uso de la claqueta) o cuando subraya la veta nostálgica y de fin de época (las múltiples referencias al descarte de los VHS), pero así y todo Trueba Jr. consigue muchos pasajes seductores e inspirados. DIEGO BATLLE  




-Les Coquillettes (Francia, 75', 2012), de Sophie Letourneur.

No es una gran película, pero se trata de un film disfrutable y, sobre todo, muy atinado para verse en el marco de un festival ¿Por qué? Porque transcurre, precisamente, en un festival (el de Locarno, nada menos) y está imbuido de toda la energía, el color y el calor “festivalero”. Tres chicas viajan a la muestra suiza para presentar allí una película, pero más allá de la misión artística lo que buscan es disfrutar de las fiestas, la vida social y las nuevas relaciones. Si bien hay participaciones especiales de Olivier Père (por entonces director de Locarno), del programador Mark Peranson y una muy especial del actor Louis Garrel (una de las protagonistas está obsesionada con él), no se trata de una propuesta eminentemente cinéfila, sino que se centra en la dinámica que se establecen entre las tres muchachas con esos códigos de convivencia y competencia femenina que la directora trabaja con ligereza, gracia y sensibilidad. DIEGO BATLLE



-Ma belle gosse (Francia, 80', 2012), de Shalimar Preuss.

Pequeña y bella ópera prima sobre las vivencias de un amplio y caótico grupo familiar (los tuyos, los míos y los nuestros) durante unas vacaciones veraniegas en un enclave playero. Si bien se trata de un relato coral con múltiples personajes, los niños y adolescentes (y en especial la joven  Maden) son los verdaderos protagonistas. Ella mantiene una relación epistolar secreta con un hombre que está preso en una cárcel cercana. No se conocen (Maden es menor y no la dejan ingresar), pero ella cree en la sinceridad de él. Por supuesto, las cosas se complican cuando los demás se enteran del “affaire” y lo cuestionan. De todas formas, ese “conflicto” (mínimo y trabajado de forma lateral, sin subrayados) no es el eje principal de una película que describe con una sensibilidad infrecuente -sustentándose en lúcidas observaciones de la cotidianeidad de los personajes- la dinámica entre estos encantadores, imperfectos y queribles personajes. DIEGO BATLLE



-Tchoupitoulas (Estados Unidos, 82', 2012), de Bill Ross y Turner Ross.

Tres hermanos negros (entre la niñez y la adolescencia) pierden el último ferry de regreso a su casa y pasan la noche vagando por la calle Tchoupitoulas del título, en el barrio francés de Nueva Orleans. Conocen cabarets, se topan con músicos callejeros y con borrachines varios, mientras se van sumergiendo en lo más profundo y sórdido de la ciudad. Con apariencia de documental, pero múltiples apuestas ficcionales, este segundo largometraje de los hermanos Bill y Turner Ross (45365) consigue momentos de gran intensidad, aunque para mi gusto la voz en off a cargo del menor de los chicos resulta por momentos un poco forzada y pretenciosa. DIEGO BATLLE



-Su re (Italia, 80', 2012), de Giovanni Columbu.

Columbu reconstruye la pasión de Cristo, pero ya no en Palestina sino en un pueblo ubicado en medio de las montañas de Cerdeña. Con claras reminiscencias del cine de Pier Paolo Pasolini y Akira Kurosawa, el director reinterpreta la historia del Rey de Reyes apoyado en la expresividad de los rostros de los lugareños, actores no profesionales que hablan en su propio dialecto. El film es de una enorme belleza “fotográfica” (la forma en que se presenta la naturaleza del lugar), pero su narración se torna demasiado tortuosa y el director termina cayendo en no pocos lugares comunes del cine festivalero, tanto en el terreno visual como en la escritura de sus diálogos. DIEGO BATLLE




-I Used to Be Darker (Estados Unidos, 89', 2013), de Matt Porterfield.

Me había interesado, pero sin resultarme fascinante, el anterior film de Porterfield, Putty Hill. Con esta película -si bien es muy distinta- me sucede algo similar. Se trata de un drama familiar en tono bajo que podría considerarse cercano al mumblecore si no fuera porque los personajes hablan poquísimo. Una muchacha universitaria atraviesa el divorcio de sus padres, mientras su prima llega a visitarlos en el momento menos indicado y con sus propios problemas. La película tiene una serie de canciones interpretadas en vivo que realzan el tenor emocional (los padres en cuestión son músicos, en la ficción y en la vida real), pero muchas veces no alcanza a sostener las otras escenas, dramáticas pero contadas entre el susurro y la apatía. Nada malo en este planteo, sólo que por momentos parece una película de personas que preferirían no estar siendo filmadas. DIEGO LERER



-The Town of Whales (Japón, 70', 2012), de Keiko Tsuruoka.

Otra de conflictos adolescentes en la Competencia Internacional. Y van… Tres muchachos (un chico y dos chicas) están en ese período de incertidumbres e indefiniciones propios de quienes terminan el colegio secundario. En plenas vacaciones de verano, en una pequeña ciudad del interior, la atractiva Machi vive obsesionada con buscar a su hermano, que huyó seis años atrás a Tokio y nunca más dio señales de vida. Tomohiko está enamorado de ella, mientras que otra joven, Hotaru, gusta de él. Los tres deciden viajar juntos hacia la capital y en ese triángulo amoroso no  tardarán en aflorar los celos, las disputas, los reproches. Un sensible retrato sobre esa etapa llena de contradicciones, inseguridad y curiosidad. Un más que digno film con el que la directora Tsuruoka egresó de la escuela de cine. DIEGO BATLLE



-Soy mucho mejor que vos (Chile, 85', 2013), de Che Sandoval. 

Literal “spin off” de la muy buena Te creís la más linda (pero erís la más puta), esta segunda película de “Che” Sandoval toma uno de los personajes de aquella opera prima y lo hace vivir su propia “noche infernal” por las calles de Santiago. Esta historia, más adulta y oscura que la primera, es la de un personaje de “treintaypico” enfrentándose a situaciones cuyo humor no alcanza del todo a esconder la negrura y desesperanza de lo que le sucede (una amarga separación) al personaje interpretado por el también realizador Sebastián Brahm. Con un gran sentido del ritmo narrativo y un timing cómico perfecto (un curso en slang de la capital chilena vendría bien en estos casos), Sandoval sigue apostando a un registro de comedia urbana (a-la-Después de hora) que no es tan usual en el cine latinoamericano. Y, por eso, doblemente bienvenido. DIEGO LERER




-Berberian Sound Studio (Reino Unido, 88', 2012), de Peter Strickland.

El ingles Gilderoy (impecable trabajo de Toby Jones) es un ingeniero de sonido muy reprimido e inocentón que llega a un estudio de grabación para trabajar en una película de horror italiana. Se encuentra allí con seres bastante despreciables (entre manipuladores y chantas) y un producto artístico de terror en más de un sentido. El director de Katalin Varga va construyendo en crescendo un universo cada vez más oscuro, sórdido, ominoso, surrealista y perturbador, en el que se perciben múltiples ecos y huellas cinéfilas (Lynch, Powell, De Palma) y -claro- un homenaje al “giallo” de Darío Argento, Mario Bava y Lucio Fulci. Un gran thriller psicológico que es, al mismo tiempo, una suerte de ensayo/tratado sobre la importancia del sonido en el cine. DIEGO BATLLE


-A World Not Ours (Líbano / Reino Unido / Dinamarca, 93', 2012), de Mahdi Fleifel.

Una buena muestra de cómo hacer una película política a partir de un material casero. Fleifel regresó varias veces (sobre todo en épocas de los mundiales de fútbol) a un campo de refugiados en el sur del Líbano, donde pasó su infancia (luego vivió con sus padres en Dubai hasta radicarse en Dinamarca). Con su papá, además, comparte la obsesión por filmarlo todo. En esos viajes se reencuentra con sus viejos amigos y familiares, en especial con un integrante del grupo guerrillero Fatah, que domina a sangre y fuego ese pequeño ámbito de apenas un kilómetro cuadrado donde se hacinan desde hace 60 años más de 70.000 personas que ven cómo la vida pasa (y la muerte llega) entre constantes enfrentamientos con los israelíes y luchas intestinas entre sectores antagónicos. Las imágenes de las viejas home-movies, de la sordidez del lugar con sus precarias edificaciones y mercados atestados, y de los testimonios que el director obtiene en sus sucesivas vueltas al lugar (que exponen la fuerte carga de impotencia y angustia existencial, así como la violencia permanente que se percibe incluso en el exhibicionismo con las armas) resultan impactantes, mientras que los monólogos en off del director -no siempre eficaces y por momentos intrusivo- nos transmiten la culpa que sienten aquellos que abandonan el lugar en busca de una vida mejor. DIEGO BATLLE



-Call Girl (Suecia / Irlanda / Noruega / Finlandia, 140', 2012), de Mikael Marcimain.

Notable ópera prima que combina dos universos aparentemente opuestos en medio de la convulsionada Suecia de fines de los ‘70. Por un lado, la historia de una chica bastante rebelde de 14 años que es enviada por su madre y las autoridades de la asistencia social a un hogar para menores problemáticos. Por otro, el mundo de la alta política, con sus perversiones, su hipocresía y su doble moral ¿Cómo se conectan? Iris y su amiga Sonja son seducidas (y luego explotadas) por una influyente madama (la gran Pernilla August), que organiza fiestas y provee de prostitutas a los dueños del poder. Así, pendulando entre el retrato de la angustia adolescente y el thriller paranoico (se exponen también las miserias de la investigación policial que incluyen espías y escuchas), Marcimain obtiene un inflamable registro de época basado en un caso real que conmovió a la sociedad de entonces. La banda de sonido (con temas de Abba, David Bowie y Roxy Music) es un must dentro de una película que quizás se alarga y repite demasiado (sus 140 minutos son excesivos), pero que -a pura potencia y talento- regala unos cuantos momentos de gran cine. DIEGO BATLLE


-Dime quién era Sanchicorrota (España, 63', 2013), de Jorge Tur Moltó.

Gracias al apoyo del festival de documentales Punto de Vista (en principio, para un corto que luego derivó en largometraje), Tur Moltó se trasladó a la zona semidesértica de las Bardenas, en Navarra, para (como excusa) indagar en la historia (el mito, la leyenda) de Sanchicorrota, una suerte de bandolero a-lo-Robin Hood que en el siglo XV se enfrentaba a la realeza y robaba a los ricos para ayudar a los pobres (hasta que fue asesinado o se suicidó antes de que lo mataran, según las diversas versiones). En realidad, el director -que se ocupó de todos los rubros técnicos- habla con los lugareños (pastores de ovejas, artesanos, curas o simple vecinos) y consigue testimonios entre fabuladores y absurdos de estos entrañables personajes, que también van exponiendo sus propias vivencias. Tur Moltó no esconde las costuras y el artificio del falso documental, pero con el correr del relato la narración se torna cada vez más querible y creíble. Una pequeñita y lograda película, que remite a films como El cielo gira. DIEGO BATLLE 


-AninA (Uruguay / Colombia, 82', 2012), de Alfredo Soderguit. 

Seleccionada en principio para el BAFICITO (la sección infantil del festival), esta producción de animación uruguaya (con apoyo colombiano) llegó a la Competencia Internacional. La película me gustó, pero no sé si le alcanza como para jugar en las ligas mayores (recuerdo que hace un par de años se programó la también animada y bastante superior Mary & Max). Una nena de quinto grado, Anina, vive traumada por su nombre capicúa (también lo son sus dos apellidos). Su padre está obsesionado con los palíndromos, pero en la escuela todos se burlan de ella. Luego de una pelea con la chica que más odia, recibe de la directora un castigo que figura en un sobre lacrado (y que no debe revelar), pero -claro- allí aflora la curiosidad de los pequeños. La película -construida con una sencilla y efectiva animación artesanal- expone con sensibilidad y creatividad las fantasías, contradicciones y temores del universo infantil. Es un verdadero crowd-pleaser familiar y una demostración de que el cine latinoamericano puede hacer -con los recursos a su alcance- buen cine de animación para todo público. DIEGO BATLLE


Películas argentinas en la Competencia Internacional:

La crítica de Viola.


La crítica de Leones.


La crítica de Acá adentro

 
 
Lisa | 05.04.13 - 15:48:08 hs.

muy buena guía, sigo todos los años la Competencia Internacional así que me sirve para ir anticipando un poco qué ver, espero con ansiedad las resñeas restantes para completar el panorama

 
Martina cinéfila | 08.04.13 - 22:57:52 hs.

Por lo visto, disfrutaremos de una buena Competencia Internacional, aunque parece que no hay obras maestras. Se viene una seccion oficial bastante relajada, con ligereza y simpatía ¿no?

 
Jorge Mizrahi | 11.04.13 - 14:17:31 hs.

Años atrás el BAFICI tenía una sección GLTB. Recuerdo haber visto en una misma tarde 2 excelentes películas: una de Rosa von Praunheim sobre la prostitución masculina en Berlín y la otra \"Weekend\" una joyita inglesa que se vió primero en el BAFICI y después fue un suceso de público y crítica en USA y Europa. ¿Por qué no hay films de esa temática este año?

 
Godardista | 16.04.13 - 19:35:49 hs.

Por lo que vi hubo un buen nivel, aunque me parece que faltaron 3 o 4 masterpieces para hacerla del todo lograda, pero creo que no hubo grandes horrores (bueno, vi 4 o 5 pero me guio por lo que dicen Batlle y Lerer y otros críticos que sigo y son referencias)

 
Escriba un comentario
Nombre:
Email: (no será publicado)
Comentario:
Ingrese el texto:
   
     
 
El balance (positivo), los números finales, las películas favoritas y todos los premios, por Diego Batlle
Análisis: Luces y sombras del cine argentino, por John Campos Gómez
Crítica de El día trajo la oscuridad, de Martín Desalvo (Vanguardia y Género), por Diego Batlle
Crítica de P3ND3JO5, de Raúl Perrone (Competencia Argentina), por Diego Batlle
Crítica de La Paz, de Santiago Loza (Competencia Argentina), por Diego Batlle
Crítica de Viola, de Matías Piñeiro (Competencia Internacional), por Diego Batlle
Crítica de Leones, de Jazmín López (Competencia Internacional), por Diego Batlle
Crítica de Ramón Ayala, de Marcos López (Competencia Argentina), por Diego Batlle
Crítica de Beatriz Portinari: Un documental sobre Aurora Venturini, de Agustina Massa y Fernando Krapp (Competencia Argentina), por Diego Batlle
Crítica de Bomba, de Sergio Bizzio (Competencia Argentina), por Diego Batlle
Crítica de Los tentados, de Mariano Blanco (Competencia Argentina), por Diego Batlle
Crítica de AB, de Iván Fund y Andreas Koefoed (Competencia Argentina), por Diego Batlle
Crítica de Mujer lobo, de Tamae Garateguy (Vanguadia y Género), por Diego Batlle
Crítica de Antonio Gil, de Lía Dansker (Competencia Argentina), por Diego Batlle
Crítica de Barroco, de Estanislao Buisel (Competencia Argentina), por Josefina Sartora
Crítica de Ricardo Bär, de Nele Wohlatz y Gerardo Naumann (Competancia Argentina), por Diego Lerer
Crítica de Acá adentro, de Mateo Bendesky (Competencia Internacional), por Diego Batlle
Crítica de Hawaii, de Marco Berger (Competencia Argentina), por Diego Batlle
Crítica de El loro y el cisne, de Alejo Moguillansky (Competencia Argentina), por Diego Batlle
Reseña de El crítico, de Hernán Guerschuny (Sección Oficial - Fuera de concurso), por Diego Batlle
Todas las críticas de la Competencia Vanguardia y Género, por Diego Batlle, Diego Lerer y Manu Yáñez Murillo
Críticas de la Sección Panorama (Nuevos directores a descubrir), por Diego Batlle, Diego Lerer, Gonzalo Maza y John Campos Gómez
Críticas de la Sección Panorama (Grandes Maestros), por Diego Batlle, Diego Lerer, Josefina Sartora, Manu Yáñez Murillo, Gonzalo Maza y Juan Manuel Domínguez
Una gran oportunidad para (re)descubrir a Hong Sang-soo, por Diego Batlle y Diego Lerer
Diez rarezas y sorpresas recomendadas por el director del festival, Marcelo Panozzo, por Marcelo Panozzo
Ulrich Seidl, un artista de la provocación, por Diego Batlle, Manu Yáñez Murillo y Diego Lerer
Columna: Amplitud de criterios, por Diego Batlle
Columna: Cámaras para todo(s), por Diego Batlle
Columna: Alberto Fuguet y la crónica de una obsesión, por Diego Batlle
Columna: Cuando el cine se piensa a sí mismo, por Diego Batlle
Charla "Cómo pensar el cine contemporáneo", por Kent Jones (Talent Campus), por Santiago González Cragnolino
Crítica de Mapa, de Elías León Siminiani (Talent Press), por Eddy Báez
Críticas de Joven y alocada + La Paz en Buenos Aires (Talent Press), por Sebastian Morales Escoffier
Charla “Acerca de cómo se encuentra o se pierde la libertad con las nuevas tecnologías,”, por Christoph Hochhäusler (Talent Campus), por Sergio López
Charla "Una nueva forma en el mapa: El caso chileno" (Talent Campus), por Lucía Salas
Leviathan, el principio del fin (Talent Press), por Lucía Salas
Dos miradas sobre No, de Pablo Larraín (Talent Press), por Sergio López y Santiago Gonzalez Cragnolino
Crítica de Habi, la extranjera, de María Florencia Alvarez (Competencia Argentina), por Diego Batlle
Crítica de Noche, de Leonardo Brzezicki (Competencia Argentina), por Diego Batlle
Crítica de Deshora, de Bárbara Sarasola-Day (Competencia Argentina), por Diego Batlle
Crítica de El gran simulador, de Néstor Frenkel (Sección Oficial - Fuera de competencia), por Diego Batlle
Programa completo de las Actividades Especiales con entrada gratuita, por OtrosCines.com
 
Nuestros Blogs
Micropsia
Otros Cines TV
Con los ojos abiertos
Otros Cines Peru
Cursos




 
Noticias | 22-12-2014
Balance 2014: Año récord para la cinematografía española
Noticias | 19-12-2014
Premios: Relatos salvajes está entre las nueve finalistas al Oscar extranjero
Noticias | 19-12-2014
Breves: Pérdidas millonarias por The Interview + Sin novedades en la taquilla argentina + Brasil pone límites a los tanques
Próximos estrenos
Big Eyes
Próximos estrenos
A Most Violent Year
Próximos estrenos
Alma salvaje (Wild)
Noticias | 18-12-2014
Premios: Doble reconocimiento a Relatos salvajes en España
 
 
 
 
 
 
 
 


 
Home | Criticas | Noticias | Festivales | Columnistas | Próximos Estrenos | Taquilla | Ciclos | Debates | Cine en TV | DVD | Industria
Editorial | Música | Libros | Links | Contacto
RSS Facebook Twiter You Tube Micropsia Otros Cines TV Con los ojos abiertos Otros Cines Peru Cursos
Diseño y Desarrollo: Mariel Burstein