Noticias
 
El cine francés se muda cada vez más seguido a Bélgica y Luxemburgo para bajar costos
Gondry volvió al cine francés... pero no a Francia.
 
El cine francés se muda cada vez más seguido a Bélgica y Luxemburgo para bajar costos
Astérix et Obélix: Au service de Sa Majesté se hizo toda fuera de Francia.
 

El cine francés se muda cada vez más seguido a Bélgica y Luxemburgo para bajar costos

Según datos de la industria, en 2012 el 70% de las películas de más de 10 millones de euros y el 38% de toda la producción gala buscó filmar o posproducir fuera de su país para aprovechar las mejores condiciones.


Publicada el 6/3/2013

En una nota de Didier Péron en el diario Libération se advierte esta preocupante tendencia. En realidad, la “denuncia” fue hecha por el ingeniero de sonido y mezcla Eric Tisserand tras ganar el premio César (por Cloclo), a fin de llamar la atención de los políticos.

La fuga de rodajes se debe a varias causas: los países vecinos de Francia ofrecen beneficios fiscales (Bélgica) y tarifas y salarios más bajos con menos aportes patronales (Luxemburgo). Los perjudicados directos son los actores y técnicos franceses, que están perdiendo fuentes de trabajo que van para sus colegas de esos territorios.

La nota indica que la última entrega de la saga de Astérix fue realizada casi íntegramente en Malta, Hungría e Irlanda, pero no fue la única que apostó a la “deslocalización”: Möbius, de Eric Rochant, se hizo en Bélgica y Luxemburgo; L’Ecume des jours, de Michel Gondry; y Abus de faiblesse, de Catherine Breillat (ambas en Bélgica); y La Belle et la Bête, de Christophe Gans, se rodó en estudios pero de… Alemania. Las voces contra este dumping fiscal ya se han alzado (sin dejar de pedir, claro, el proteccionismo oficial).

 
 
Comentarios de Lectores
 
Godardista | 06.03.13 - 14:29:53 hs.

Se quejan de llenos, tienen todo tipo de apoyos, subsidios y ahora van contra los vecinos pobres que ofrecen incentivos. Lo entiendo desde la lógica de algún técnico (como el tipo de sonido) que puede perder rodajes a costa de un colega vecino, pero si hay alguien que no puede quejarse es la industria francesa de cine. Lo tienen todo, es poco menos que el Paraíso.

 
Escriba un comentario
Nombre:
Email: (no será publicado)
Comentario:
Ingrese el texto:
   
     
Noticias Anteriores
 
 
Diseño y Desarrollo: Mariel Burstein